Electrónica gipuzcoana
Electroguipuzcoanawww.electroguipuzcoana.com

Empresa

Electronica Informatica Guipuzcoana
C/Balleneros 4 Bajo
20011 Donostia (Gipuzkoa)
Tfno.: 943...  ver teléfono / fax
info@electroguipuzcoana.com

Marcos digitales: El negocio fotográfico que se viene

Pasado el "boom" de los primeros años, el sector de la fotografía digital busca nuevos productos que compensen el descenso en ventas de cámaras. Los marcos digitales están entre ellos, con un aumento del 400% de sus ventas en Estados Unidos durante 2006. No son muy conocidos en Latinoamérica, y en esta nota le contamos qué son, qué marcas los venden y cómo elegirlos. ¿Cree que en nuestra región pueden imponerse y ser negocio como ya lo son en otras partes del mundo? Opine en mobile@itsitio.com

Hay días en que uno llega a casa o a la oficina y se da cuenta de que lleva viendo el mismo cuadro de un cervatillo que ya debe ser abuelo, o la foto de su bebé, ése que acaba de casarse y ya tiene una hipoteca y siete hijos.

Ese pensamiento -o alguno muy parecido- debió tener el que concibió la idea del marco electrónico o digital, un aparato ornamental reservado hoy día a los tecnológicamente más sibaritas, pero que en un futuro cercano podría venderse -como quien dice- en un todo por dos pesos.

Los marcos digitales, una suerte de pantalla portátil para la visualización de fotos, son todavía muy caros y de prestaciones limitadas, pero quizás algún día reemplacen los cuadros y marcos convencionales esparcidos por el hogar.

La filosofía del marco digital es simple: una pantalla de plasma o de cristal líquido, una ranura para tarjetas de memoria -o una memoria interna- y un software para visualizarlas. El resto lo pone la imaginación del usuario.

El marco electrónico permite que elijamos qué fotos queremos ver, cada cuánto tiempo y cuántas veces. Algunos modelos permiten incluso elegir la transición o ponerle música. A grandes rasgos, es como una presentación de diapositivas en la computadora, pero en mesitas de noche o estanterías.

El marco digital nos libra de elegir qué entrañable foto de familia nos tenemos que llevar a la oficina -podemos llevárnoslas todas- o qué Miss o Mister Universo colocar encima de la heladera.

Según un informe de mercado realizado por la consultora Parks Associates, se vendieron 1,7 millones de marcos digitales durante 2006 en Estados Unidos. Cifra que supone una subida del 400% respecto al año anterior y que podría ser un avance de esta tendencia en otras partes del mundo.

Tras este crecimiento exponencial, analiza la consultora, se encuentran diversos factores que han impulsado la venta de los marcos digitales: la mayor disponibilidad de productos, la bajada de precios y el interés de los clientes por encontrar artículos nuevos y originales para regalar. Así, los autores del estudio auguran que la tasa de crecimiento acumulado será del 50% hasta el año 2010.

Los formatos de marcos digitales que se comercializan hoy día son casi todos pequeños (su superficie suele ser de 10 x 15 centímetros o ligeramente superior) y caros (los precios oscilan alrededor de los 400 dólares y pueden superar los 800). Aun así, es de esperar que el abaratamiento de las pantallas de plasma permita la venta de marcos digitales de mayor tamaño en un periodo de tiempo relativamente corto.

Cómo elegirlos

Si bien lo primero que se mira en este tipo de dispositivos es el precio, lo que es lógico, no siempre será éste un referente en cuanto a si un marco es mejor que otro. Lo que importa son otras características que a veces aparecen ocultas o no demasiado explicadas.

Tamaño de la pantalla. Se trata de uno de los aspectos más llamativos. Aquí es como con los televisores, los reproductores multimedia o los portátiles. ¿Para qué se usará el marco de fotos? Si es para sustituir a los analógicos, quizás no haga falta el modelo con la pantalla más grande, que será seguramente el más caro. En el mercado hay modelos que van desde las 3.5 pulgadas hasta las 10.5, pasando por los más habituales y lógicos marcos de 7 y 8 pulgadas.

Tipo de marco. En general, los marcos vienen en los tamaños más tradicionales, pero hay de diversos tipos: con borde más destacado, imitando la madera, de cristal, transparentes, más anchos. En este caso, la elección depende del gusto de cada uno por determinado tipo de elemento. Hay modelos que ofrecen varias carcasas o marcos para intercambiar el color a gusto. Además, conviene mirar si el portarretratos puede colocarse tanto vertical como apaisado.

Aspectos técnicos. La resolución es otro aspecto muy importante a tener en cuenta. Y no hablamos de las fotos que, como veremos más adelante, conviene reducir de tamaño para que quepa el mayor número de ellas en el marco, sino de la resolución de la pantalla que, junto con la luminosidad y el contraste, marca la diferencia entre disponer de un marco digital que muestre las fotos con gran calidad o quedarse en el intento.

En general, los marcos decentes ofrecen al menos 800×480 de resolución (en algunos modelos esta resolución se reduce, porque el área de visualización es menor), una luminosidad de 200-300 cd/m2 y un contraste de 300:1 para arriba. Relacionado con esto, hay extras como el contraste variable, interesante si podemos conseguirlo.

Estos datos, por cierto, junto con los de la frecuencia de refresco de la imagen, no suelen encontrarse en las especificaciones de los fabricantes. Tampoco suelen informar de la vida útil de los marcos. Se suele expresar en vida útil hasta 50% de brillo, siendo un valor normal las 20.000 horas. Esto significa que lo normal es que el brillo se mantenga por encima del 50% de su valor al menos durante esas horas especificadas. Se puede calcular unos 3-4 años sin que den problemas, pero todo depende de varios factores.

En cuanto al ángulo de visión, naturalmente interesa que sea el mayor posible. Hay datos muy dispares, desde apenas unos 50 grados de ángulo de visión hasta los más normales 170. Con 120 también hay unos cuantos. Para hacernos una idea, los televisores y pantallas de computadora suelen andar por los 170-180 grados, con lo que esa cifra sería la mínima deseable para un marco perfecto.

Formatos de imágenes. Todos los marcos aceptan el formato JPEG. Lo que hay que fijarse es que no tengan limitación en el tamaño de las fotos que admiten. Lo normal es que permitan fotos con hasta 12 megapíxeles de resolución, pero ya hemos dicho que conviene reducir un poco ese tamaño para que quepa el mayor número de fotografías.

Tamaño de la memoria y conectividad. Lo ideal sería conectividad WiFi, pero de momento lo normal es encontrar marcos con puerto USB, ranuras para tarjetas de memoria y algunos con Bluetooth, especialmente pensados para usar con teléfonos móviles.

Si bien algunos no cuentan con memoria interna y basan su funcionamiento en la conexión de tarjetas de memoria, la mayoría tiene un poco de espacio en disco. Ese espacio, sin embargo, apenas es significativo, y se sitúa entre los 16 y 32 MB que, según los fabricantes, sirve para almacenar hasta 100-150 fotografías. Si hay que elegir un marco que lleve necesariamente memoria interna, la lista se reduce significativamente. Lo normal es tener una tarjeta de memoria dedicada como sistema de almacenamiento para el marco de fotos digital. La mayoría de marcos cuenta con lector de tarjetas integrado.

Ya de gama un poco más alta hay marcos con conectividad Bluetooth, perfecto para descargar las fotos del teléfono móvil, o incluso WiFi, en este caso de forma nativa (con chip integrado) o con accesorios que se compran aparte.

Modo en que se muestran las imágenes. Una vez introducidas las fotos en el marco, hay que decidir cómo han de mostrarse. Aquí la variedad predomina. Lo habitual es que los marcos dispongan de modo de presentación de una foto tras otra con intervalos que van de los segundos a la hora o dos horas. Por otro lado, hay equipos que hacen las transiciones con cortinillas. El audio es otro añadido que podemos encontrar y que puede ser útil para añadir notas de voz a las imágenes que se van mostrando.

En cuanto al tiempo que permanece el marco encendido, hay modelos en los que se puede programar tanto el encendido como el apagado, mientras que algunos disponen de un sistema de encendido e iluminación automática mediante detector de presencia o por la luminosidad de la estancia, de forma que cuando se enciende la luz de la habitación, el marco hace lo propio.

Funcionalidades extra. Según el tipo de marco buscado, las funcionalidades que vamos a detallar ahora pueden ser más o menos importantes.

  • Mando a distancia: puede ser útil para quienes gustan de mostrar fotos a las visitas y quieren hacerlo desde el sofá.
  • Tipo de alimentación: existen modelos que funcionan con pilas, pero no es la mejor opción a no ser que uno quiera llevarlo de un lado a otro. En general, tienen fuente de alimentación.
  • Redimensionamiento automático de la imagen.
  • Salida de TV.

Marcos digitales existentes en el mercado

Philips

Sus modelos seguramente los más conocidos, algunos incluso con premios, como es el caso del modelo de 7 pulgadas 7FF1AW/00. La gama de este fabricante en general es similar, con modelos con marcos transparentes o de colores (intercambiables) y otros con simulación de madera. El modelo de 7 pulgadas tiene resolución de 720×480 píxeles, ángulo de visualización de 170 grados, almacenamiento interno, Slideshow con intervalos de hasta 24 horas, lector de tarjetas de memoria de tipo CF/MD/SD/MMC/MS. Funciona con pilas o conectado a la red eléctrica y puede poner mosaicos de imágenes. El modelo de la misma marca de 9 pulgadas, con marco de madera o metal intercambiables, tiene resolución de 800×480 píxeles (área de visualización, 680×480), más brillo que el anterior pero menor ángulo de visión, tiene también batería, más memoria interna y dispone de funciones de programación para el encendido y apagado.

Pacific Digital

Este fabricante dispone de modelos más variados y más avanzados tecnológicamente.

Memory Frame de 10.4 pulgadas
Este marco se destaca por su conectividad WiFi (opcional mediante adaptador), que permite descargar fotos en él de forma inalámbrica, además de poder colocar textos en el pie de la fotos o música y notas de voz. Tiene memoria interna, resolución de 800×600 y un gran abanico de formatos aceptados: JPEG, GIF, TIFF, BMP y PNG. Hay una versión con más funciones y WiFi ya integrada, además de conexión Ethernet.

MemoryVue de 8 pulgadas
Este marco cuenta con una resolución de 640×480 y cuenta con las funciones multimedia como grandes logros. Así, es capaz de reproducir los formatos MP3 y MPEG1/2/4. Como es lógico lleva altavoces y mando a distancia.

Marcos Ceiva

Ceiva tiene dos marcos realmente interesantes. Son de 8 y 7 pulgadas con resoluciones de 840×480 y 480×234 respectivamente. Lo curioso de estos marcos y marca es que disponen de accesorios para dotarlos de conectividad WiFi y así aprovechar las funciones que permiten enviar fotos desde cualquier lugar y que aparezcan en el marco de fotos. Además, con una suscripción, los amigos del usuario pueden enviar fotos y que también aparezcan en su marco, con un aviso de que ha llegado una nueva foto. Cuestan entre 150 y 200 dólares, pero de momento solo se venden en EEUU.

Nuvue

Los marcos de la compañía Nuvue son muy parecidos estéticamente a los de Philips. Los encontramos en tamaños de 5.6 y 8 pulgadas, con resoluciones de 320X234 y 720×480 respectivamente.

A destacar que el más grande acepta la reproducción de vídeo y el más pequeño el formato BMP. Ambos cuentan con mando a distancia y salida de TV.




Parrot

Estos marcos digitales se destacan por ser bluetooth y disponer de múltiples marcos de gran calidad en los materiales de los que están fabricados, entre ellos roble y cuero.

La pantalla es de 3.5 pulgadas y cuentan con 32 MB de memoria interna.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

 Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative